miércoles, 4 de julio de 2012

Fabricación artesanal de un útil para la medición del caudal del retorno de inyectores Common Rail


En este post voy a mostrar como he fabricado un útil artesanal para medir y comparar el caudal de retorno de los inyectores “Common Rail”.

Lo primero es explicar la utilidad del aparato. Pues bien, una de las formas de ver si un inyector falla o no funciona correctamente, de manera sencilla, es mediante la observación de su retorno. Si al poner en marcha el motor, observamos que uno o varios inyectores retornan un caudal excesivo de gasoil al depósito, estamos ante la demostración de que ese inyector está dañado.

Invento para motor de 4 cilindros y ampliable a 6

 
La forma de utilizar este aparato es conectando cada probeta a la boca de retorno de un  inyector. En el de la foto podríamos comprobar un motor de hasta cuatro cilindros, pero fácilmente se podría ampliar a seis o más. Una vez conectados, ponemos el motor en marcha y observamos, si una o varias de las probetas se llenaran en pocos segundos indicarían que esos inyectores están dañados. También nos servirá para comparar el funcionamiento de los inyectores uno respecto a otros.

No es un sistema brillante de comprobación, pero si muy efectivo a la hora de detectar que inyectores dan fallo grave. Hay que destacar también que no sirve para detectar posibles fallos de pulverizado o goteo. El sistema es rudimentario y barato, se puede comprar hecho en un maletín bien acabado por unos 80€ pero para mi no vale la pena, que mejor que un buen inventillo autoconstruido.

Podemos ver el funcionamiento del útil

Este motor se aprecia que los inyectores van bastante equilibrados.
 
Por último voy a exponer los materiales utilizados y los problemillas que pueden ocasionar.

Lo primero de todo es buscar conectores de retorno de inyector que no sean de “t”.
En segundo lugar, cortar tubos de retorno de gasoil de igual longitud, tantos como cilindros queramos comprobar.
En tercer lugar, conseguir botes de plásticos transparente y taladrar su tapa, estos los encontrareis en cualquier chino.
Por último, conseguir un soporte para los botes, al gusto de cada uno, ya sea madera, metraquilato, chapa… En mi caso es un trozo de guía Hilti para Pladur.

Lo conectamos todo como en la fotografía y ya está.

Un último detalle es hacer un agujerito en el tapón con una aguja o similar para que cuando entre gasoil por el tubo pueda desplazar el aire, si no la medición sería errónea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada